Uso inteligente de nuevas tecnologías

Vivimos sumergidos en ondas electromagnéticas, en un mundo cada vez más tecnológico cuyas consecuencias para la salud están cada vez más claras.

Mientras tanto, se está imponiendo el acceso a las nuevas tecnologías en las escuelas y centros de secundaria, a veces incluso de infantil mayoritariamente a través de conexiones inalámbricas – wifis, pizarras digitales conectadas al wifi, ordenadores portátiles, smartphones, tablets,…- como herramientas escolares cotidianas para los niños en lugar de cableado, inocuo para la salud, e incluso en lugar del tradicional libro o pizarra.

Parece que la tecnología en el aula ha llegado para quedarse y es una herramienta más a disposición de los profesores y los alumnos que ayuda a dinamizar las clases.

Un riesgo que pone en juego su salud y es que pasar demasiadas horas mirando una pantalla puede provocar fatiga visual. Si a esto sumamos que la mayoría de tablets o portátiles salen de fábrica con conexión 3G, 4G y wifi, para acceder a internet, navegación web, email, reproducir videos, ver fotos y escuchar música, y estar conectados a Internet de forma permanente y prácticamente en cualquier lugar, mantener las tablets o los ordenadores portátiles en modo wifi cerca de los testículos puede generar una disminución de la fertilidad masculina debido al efecto no térmico. Además, las personas expuestas a las radiaciones procedentes del wifi suelen padecer en primera instancia mareos, migrañas, arritmias, pérdida de concentración, fatiga, vértigos, insomnio, náuseas, irritabilidad, amnesia o falta de memoria y déficit de atención o de capacidad de la concentración, etc.

Ante esta evidencia, ¿seremos capaces de protegerles?

Escuela sin wifi de la Fundación Vivo Sano pone en marcha una campaña de sensibilización y divulgación sobre el "Uso inteligente de las nuevas tecnologías" que te ayudará a protegerles de la contaminación electromagnética disminuyendo los tiempos de exposición a estas fuentes generadoras de radiación electromagnética cada vez más presentes y cercanas.

¿Te atreves a seguir nuestros consejos?

Accede a nuestro vídeo promocional

Comenzamos con uno de los dispositivos actualmente más utilizados por la población.

SMARTPHONES

1-Utiliza el móvil con moderación. Realiza llamadas cortas.

El uso regular de un teléfono móvil puede aumentar significativamente el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer y otras enfermedades con tan solo un uso aproximado de una media hora al día durante 10 años.

2-No pegues el móvil a tu oreja. Utiliza auriculares o manos libres.

Cada vez se encuentran más evidencias entre el uso prolongado del teléfono móvil y determinados tipos de cáncer. Al alejarlo de tu cabeza mientras lo utilizas, disminuirás la exposición a la radiación electromagnética.

3-Evita llevar el móvil pegado al cuerpo. Utiliza bolsos o mochilas.

La radiación electromagnética que producen los teléfonos móviles puede interferir en el funcionamiento de nuestro organismo. Al alejarlo de él y sobre todo de los órganos vitales y genitales, aunque no lo estemos utilizando, disminuiremos la exposición innecesaria a la radiación electromagnética.

4-Mantén activado el "modo avión" el mayor tiempo posible.

En “modo avión” nuestro teléfono no emite radiación alguna. No nos daña y además no nos distrae. Y si necesitamos consultar algo, siempre podremos desactivarlo por un momento. De este modo, disminuimos nuestro tiempo de exposición a la radiación electromagnética.

5-Apágalo cuando te vayas a la cama.

Por la noche nuestro organismo está en fase de reparación y descanso y es más sensible a la radiación electromagnética.

6-El móvil no es un juguete. Busca un regalo mejor.

Los niños son más sensibles a las radiaciones electromagnéticas procedentes de teléfonos móviles que los adultos. Además de absorber más radiación que los adultos, los cerebros de los niños son más sensibles a la radiación porque están aún en etapas de desarrollo.

7-¿Embarazada? Limita el uso y aléjalo de tu tripita.

Durante la gestación las influencias del entorno afectan a tu bebé. Un pequeño campo electromagnético puede perjudicarle durante su desarrollo en el vientre materno.

8-Y por supuesto... ¡No lo uses mientas conduces!

El uso del teléfono móvil mientras se conduce es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente y su riesgo puede ser equiparable a la conducción por exceso de alcohol. Además, en los vehículos la radiación electromagnética rebota y aumenta nuestra exposición.

TABLETS

1-Protege a los niños. No permitas que la utilicen.

Los estudios revelan que la mayoría de los padres no supervisan el uso de la tecnología a sus hijos, en sus habitaciones, con lo que se observa que los niños tienen más dificultades para conciliar el sueño lo cual afectará negativamente a su rendimiento académico.

2-Limita el uso diario.

El uso regular de la tablet puede aumentar significativamente el riesgo de padecer determinado tipo de trastornos sobre todo si tienes activadas las conexiones inalámbricas.

3-Mantén el “modo avión” activado el mayor tiempo posible.

En “modo avión” nuestra tablet no emite radiación alguna. No nos daña y además no nos distrae. Y si necesitamos consultar algo, siempre podremos desactivarlo por un momento. De este modo, disminuimos nuestro tiempo de exposición a la radiación electromagnética.

4-Utiliza adaptadores para conectarte por cable siempre que puedas.

En el mercado existen adaptadores de red por USB para este tipo de dispositivos. Le quitarán algo de movilidad pero te darán seguridad y salud. Búscalos y pruébalos!

5-Descarga los juegos y aplicaciones y luego juega sin conexión inalámbrica.

Define bien los usos que te gustaría hacer de tu tablet y encuentra las aplicaciones indicadas para ello, descárgalas y después…, le desconectas la función wifi. Disminuirás tu tiempo de exposición a la radiación electromagnética que emiten.

6-No la pongas pegada al cuerpo sino sobre una mesa.

La radiación electromagnética que producen las tablets puede interferir en el funcionamiento de nuestro organismo. Al alejarla de él y sobre todo de los órganos vitales y genitales disminuiremos la exposición innecesaria a la radiación electromagnética.

7-Usa filtros protectores de la luz LED.

El espectro luminoso que generan estos dispositivos incluye lo que se llama “luz tóxica”, que es una radiación de onda corta, cercana a la luz ultravioleta al igual que cuando miramos al sol.

Es especialmente importante la protección de niños y jóvenes a este tipo de radiación.

8-Apágala cuando te vayas a dormir.

La exposición directa del ojo a la luz de la tablet durante largos periodos de tiempo antes de acostarse se ha relacionado con trastornos del sueño ya que producen alteraciones del ciclo vigilia-sueño, tan importante para la salud de nuestro cuerpo.