Protégeles en tu casa

Basándonos en la evidencia científica actual, las recomendaciones de los expertos y aplicando el Principio de Precaución, proponemos las siguientes medidas para reducir el riesgo derivado de la exposición a campos electromagnéticos de altas frecuencias:

  • El uso del wifi debe evitarse, debiéndose sustituir por tecnologías más seguras para la salud, como el cableado estructurado. La radiación del wifi afecta a todos, especialmente a bebés, niños y niñas y mujeres embarazadas.
  • Los niños y niñas y adolescentes menores de 16 años no deberían estar expuestos en ningún momento a la radiación proveniente de wifis y otras tecnologías inalámbricas (como móviles, teléfonos DECT, tablets, consolas con conexión wifi o mandos inalámbricos...)
  • Debemos conocer las fuentes de emisión de radiaciones electromagnéticas en nuestro hogar.
  • Debemos educar a nuestros hijos e hijas en el uso racional de las nuevas tecnologías,reduciendo tanto como sea posible su exposición a potenciales riesgos.

Si, a pesar de todo, nuestros niños y niñas van a utilizar dispositivos de juego y aprendizaje, como tablets, es posible reducir los riesgos tomando una serie de medidas sencillas:

  • siempre la reducción del riesgo viene por disminuir la intensidad y duración de la exposición
  • descargar los elementos (vídeos, documentos, aplicaciones...) a utilizar en ausencia del niño o niña; después desactivar el modo wifi y entregarle el dispositivo
  • no permitir que el niño o niña esté "pegado/a" a la tablet: que acerque su cabeza, se la ponga sobre las rodillas... una mesa con un soporte es una buena opción
  • evitar períodos prolongados de utilización del dispositivo
  • estar atentos a posibles síntomas que pudiese presentar el niño o niña: dolor de cabeza, cansancio, nerviosismo, trastornos del comportamiento...

 

Aquí puedes ver un vídeo de la Dra. Magda Havas en el que se muestran distintas fuentes habituales de radiaciones electromagnéticas en el hogar (aunque está en inglés resulta muy didáctico)

Las siguientes recomendaciones están basadas en los consejos que el Colegio de Médicos Austríaco(1) realiza para disminuir el impacto negativo  de las radiaciones electromagnéticas en el hogar:

  • evitar los teléfonos inalámbricos DECT; elegir los tradicionales teléfonos fijos de cable
  • evitar los puntos de acceso inalámbrico o routers wifi; elegir clableado en su lugar
  • eliminar la corriente eléctrica (apagando los fusibles) en el dormitorio mientras se duerme 
  • desconectar todos los circuitos electricos no esenciales en el piso o edificio
  • elegir para la colocación de la cama o lugar de trabajo (donde pasemos habitualmente bastante tiempo) lugares con la menor exposición posible, considerando el cambio de habitación si es necesario. En caso de recibir emisiones de altas frecuencias procedentes del exterior (antenas, por ejemplo) elegir las habitaciones que no den a la fuente de exposición

El colegio de médicos de Viena (2) hace las siguientes recomendaciones sobre el uso de los teléfonos móviles, los cuales emiten el mismo tipo de radiación que los dispositivos wifi:

  • Las llamadas a través de un teléfono móvil deben ser mínimas y tan breves como sea posible. Las redes inalámbricas (wifi, WiMax, etc) emiten el mismo tipo de radiación.
  • Los niños, niñas y adolescentes menores de 16 años no deberían usar teléfonos móviles.
  • Los teléfonos móviles no deben sostenerse pegados a la cabeza para la recepción de llamadas.
  • Los teléfonos móviles no deben ser utilizados en los vehículos (automóviles, autobuses, trenes), ya que la radiación es más alta.
  • Al enviar mensajes de texto desde el teléfono móvil , el dispositivo debe mantenerse tan lejos del cuerpo como sea posible.
  • Al hacer una llamada procure posicionarse a varios metros de las demás personas. La radiación es como el humo, afecta pasivamente a los demás.
  • Nunca utilice un teléfono móvil para jugar.
  • Los auriculares también pueden ser peligrosos. El alambre puede atraer la radiación.
  • Apague el teléfono móvil por la noche y nunca lo deje cerca de su cabeza mientras duerme.
  • Nunca lleve su teléfono móvil en el bolsillo delantero pantalón, ya que la radiación puede afectar la fertilidad masculina.
  • El efecto de una llamada de móvil en los glóbulos rojos afecta al usuario, y a toda persona que se halle en un radio de 1,7 metros. La radiación afecta a la capacidad de los glóbulos rojos de transportar el oxígeno y el dióxido de carbono.
  • La cantidad de penetración de la radiación en el cráneo de un adulto es la mitad de la que un niño de 10 años puede absorber y la cuarta parte de la que absorbe un niño de 5 años.

 

 

Recursos:

(1) Extraído de :Guideline of the Austrian Medical Association  for the diagnosis and treatment of EMFrelated health problems and illnesses (EMF syndrome) http://freiburger-appell-2012.info/media/EMF%20Guideline%20OAK-AG%20%202012%2003%2003.pdf; muy buen documento para profesionales sanitarios que explica el protocolo y las medidas preventivas a seguir en caso de sospechar afectación del paciente por campos electromagnéticos.

Disponen de una petición pública que se puede apoyar: http://freiburger-appell-2012.info/en/appeal.php?lang=EN

(2) http://ehtrust.org/viennese-medical-association-issues-eht-warning-about-safer-cellphone-use/