Medidas de precaución desde 1960

MEDIDAS DE PRECAUCIÓN DE DIVERSOS GOBIERNOS Y ORGANISMOS DESDE 1960

1960

Allan Frey publica entre 1960 y 1961 dos artículos que hablan sobre el efecto de la radiofrecuencia en la barrera hematoencefálica en ratas y sobre el efecto auditivo de las ondas pulsadas.

1971

El Instituto de Higiene del Trabajo e investigadores de las enfermedades profesionales de la URSS describen un amplio conjunto de síntomas relacionados con las radiaciones electromagnéticas, identificado como enfermedad de microondas. Los síntomas incluyen presión sanguínea baja, pulso lento, dolores de cabeza, mareos, dolor de ojos, insomnio, irritabilidad, ansiedad, dolor de estómago, tensión nerviosa, incapacidad para concentrarse, pérdida de cabello, agotamiento suprarrenal y enfermedad isquémica del corazón.

1972

Zory R. Glaser, del Naval Medical Research Institute, escribe un artículo sobre "Bibliografía de denuncias de los fenómenos biológicos ("efectos") y las manifestaciones clínicas atribuidas a microondas y radiofrecuencias" donde revisa más de 2.000 estudios que asocian este tipo de radiación a multitud de problemas como "dolores de cabeza, insomnio, inquietud, fatiga, ataques, convulsiones, problemas del corazón, mareos y pérdida de memoria".

1977

Paul Brodeur publica el libro "The Zapping of America", donde advierte de los peligros de la electropolución.

1985

El Dr. Robert O. Becker advierte de los peligros de la electropolución.

1995

La Dra. B. Blake Levitt publica un libro sobre la contaminación electromagnética.

La Resolución 17 de Viena establece como científicamente probados los efectos biológicos de los campos electromagnéticos de baja intensidad.

2002

La Sociedad Interdisciplinaria de Medicina Ambiental publica un artículo mostrando su preocupación por la tecnología inalámbrica (la derivada de teléfonos móviles, DECT, etc).

Se publica el Freiburger Appeal, que llega a recoger más de 40.000 firmas después de encontrar una relación de causa-efecto entre un aumento en la exposición a los campos electromagnéticos y "un dramático aumento de enfermedades graves y crónicas" (por ejemplo, trastornos de conducta, déficit de atención, trastornos de la presión arterial, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, enfermedades neurodegenerativas, y cánceres como la leucemia y tumores cerebrales).

2005

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce oficialmente la electrosensibilidad como una "enfermedad real y a veces incapacitante".

El Colegio de Médicos de Viena (Wiener Ärztekammer), después del estudio REFLEX 20 que mostraba claramente el daño genético de las radiaciones electromagnéticas, creó carteles para colocar en las salas de espera de los hospitales alertando al público de los peligros y las normas de buen uso de los aparatos que emiten campos electromagnéticos.

2007

Italia prohíbe los teléfonos móviles en las escuelas.

Sale a la luz el Informe Bioinitiative, emitido por un grupo internacional de científicos de renombre, investigadores, médicos y expertos en salud pública (www.bioinitiative.org), que advierte que la exposición prolongada a la radiofrecuencia y radiación de microondas de los teléfonos móviles, teléfonos inalámbricos, torres de telefonía móvil, wifi y otras tecnologías inalámbricas se ha relacionado con síntomas físicos como dolor de cabeza, fatiga, insomnio, mareos, cambios en la actividad de ondas cerebrales y dificultades de concentración y memoria.

La Agencia de Protección de la Salud alemana recomienda a los ciudadanos reducir el uso de los teléfonos móviles y wifi .

La Resolución de Londres solicita a los gobiernos que protejan a los niños de cualquier daño producido por campos electromagnéticos (CEM).

La ciudad de París prohíbe el wifi en las librerías públicas.

Los Demócratas australianos lanzan un documento de debate que afirma la relación entre la radiación emitida por las torres de telefonía móvil y el drástico incremento de enfermedades como el cáncer, la diabetes, el asma, las alergias y el alzhéimer.

2008

El departamento de Salud Pública de Toronto advierte a los adolescentes y a los niños pequeños que limiten el uso de los teléfonos móviles para evitar riesgos potenciales para la salud.

El Director del Instituto del Cáncer de la Universidad de Pittsburgh pide precaución en el uso de teléfonos móviles.

Philip Parkin, secretario general de Voice, sindicato británico de profesionales de la educación, pide la suspensión del wifi en todas las escuelas del Reino Unido.

El Parlamento Europeo señala que los límites de exposición a los campos electromagnéticos establecido en las normas internacionales es obsoleto.

2009

Finlandia y la Autoridad de Seguridad Nuclear (STUK) recomiendan restringir el uso de teléfonos móviles a los niños.

El Parlamento Europeo vota reducir las exposiciones a campos electromagnéticos.

El gobierno francés impone una prohibición sobre los teléfonos móviles en todas las escuelas de Primaria.

Los alcaldes de varias ciudades francesas solicitan un período de prueba para reducir la exposición a los campos electromagnéticos en su ciudades.

El parlamento de Liechtenstein aprueba una ley de protección medioambiental que adopta, según las recomendaciones del Informe BioInitiative, unos límites de emisión de radiación electromagnética de 0,6 V/m (voltios por metro).

2010

El estudio Interphone, cuyos ambiguos resultados fueron motivo de diferentes interpretaciones entre los autores del informe, reconoce finalmente una relación directa entre el uso de teléfonos móviles y el tumor cerebral.

San Francisco aprueba una ley sobre la radiación de los teléfonos móviles que obliga a las tiendas que venden estos dispositivos a mostrar la cantidad de radiación que emiten.

Al mes siguiente, la CTIA (organismo que representa a la industria de telecomunicaciones en la promoción de la tecnología inalámbrica) demanda a la ciudad de San Francisco por dicha la ley y retira su conferencia anual de San Francisco.

El Alto Tribunal de Italia declara al empresario que obligó a sus empleados a utilizar teléfonos móviles e inalámbricos responsable del tumor cerebral de unos de ellos, y le obliga a compensarle económicamente.

Swisscom (proveedor de telecomunicaciones suizo con un 52% del accionariado en manos del gobierno) instala de forma gratuita redes de fibra óptica en las escuelas del país para incentivar el abandono del wifi.

2011

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) pide a los gobiernos que tomen medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos.

La IARC, Agencia internacional para la Investigación del Cáncer, dependiente de la OMS, declara que los teléfonos móviles son posibles cancerígenos.

 

Recursos:

Citizens for Safe Technology http://citizensforsafetechnology.org/