Influencia industrial y militar sobre la política de radiación inalámbrica en la OMS y la ICNIRP

El International Journal of Oncology publicó una crítica de la revisión pendiente de la Organización Mundial de la Salud de los efectos adversos para la salud de la radiación inalámbrica (es decir, radiofrecuencia o RF). La crítica fue escrita por el Dr. Lennart Hardell, el investigador preeminente del mundo sobre el riesgo de tumores cerebrales y el uso a largo plazo de teléfonos celulares.

Su artículo ofrece una visión histórica del proyecto EMF de la OMS, la relación de la OMS con la Comisión Internacional sobre Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) y las relaciones de ambas organizaciones con las industrias militar y eléctrica y de telecomunicaciones.

El Dr. Hardell señala que la OMS ha dependido en gran medida de los miembros de la ICNIRP, una organización no gubernamental "con graves conflictos de intereses". En sus revisiones de la evidencia científica de los efectos adversos para la salud de la exposición a radiación inalámbrica, ICNIRP rechaza la evidencia de efectos biológicos debido a exposiciones no térmicas. Al centrarse sólo en los efectos de calentamiento a corto plazo e ignorar los efectos de la exposición crónica a niveles no térmicos de radiación de RF, ICNIRP ha sido capaz de adoptar directrices de exposición a RF 300.000 veces más permisivas de lo que sería necesario. Los estándares de exposición a RF en muchas naciones incluyendo los Estados Unidos han sido fuertemente influenciados por estas directrices. "Las directrices de ICNIRP son de gran importancia para las influyentes industrias de telecomunicaciones, militares y de energía".

El Dr. Hardell exhorta al público, las ONG y la comunidad científica a "ejercer presión sobre los políticos para que cambien la agenda de la OMS sobre la radiación RF y los riesgos para la salud y decidan que el propósito de la OMS es apoyar la salud mundial en lugar de los intereses de la industria".

Pues aquí os lo ofrecemos y en español.

Organización Mundial de la Salud, la radiación de radiofrecuencia y la salud (Revisión)

Lennart Hardell

Departamento de Oncología, Facultad de Medicina y Salud, Örebro University, SE-701 82 Örebro, Suecia Recibido el 1 de abril de 2017; Aceptado el 6 de junio de 2017 DOI: 10.3892 / ijo.2017.4046

Resumen. En mayo de 2011, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) evaluó los riesgos de cáncer derivados de la radiación de radiofrecuencia (RF). Los estudios epidemiológicos en humanos dieron evidencia de un mayor riesgo de glioma y neuroma acústico.

La radiación de RF se clasificó como Grupo 2B, un posible carcinógeno humano. Otros estudios epidemiológicos, animales y mecánicos han fortalecido la asociación. A pesar de ello, en la mayoría de los países se ha hecho poco o nada para reducir la exposición y educar a las personas sobre los riesgos para la salud derivados de la radiación de RF. Por el contrario, los niveles ambientales han aumentado.

En 2014, la OMS lanzó un proyecto de monografía sobre campos de RF y salud para comentarios del público. Resultó que cinco de los seis miembros del Grupo a cargo del proyecto están afiliados a la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP), una ONG leal a la industria, y por lo tanto tienen un serio conflicto de intereses. Al igual que por ICNIRP, la evaluación de los efectos biológicos no térmicos de la radiación de RF se descartan como evidencia científica de efectos adversos para la salud en la monografía. Esto ha provocado muchos comentarios enviados a la OMS. Sin embargo, en una reunión celebrada el 3 de marzo de 2017 en la oficina de la OMS en Ginebra, se indicó que la OMS no tiene intención de cambiar el Grupo Básico.

Contenido

  1. Introducción
  2. La hoja informativa de la OMS
  3. El proyecto EMF de la OMS
  4. Campos de radiofrecuencia de la OMS: Monografía de criterios de salud ambiental
  5. Efectos sobre la salud humana de la radiación no ionizante - Reunión informal a 3 de la OMS de marzo de, 2017
  6. Exposición a la radiación de RF en el edificio de la OMS en Ginebra
  7. Observaciones finales

Introducción

El uso de la tecnología digital inalámbrica ha crecido rápidamente durante las últimas décadas (http://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Documents/facts/ICTFactsFigures20...).

Durante el uso, los teléfonos móviles y los teléfonos inalámbricos emiten radiación de radiofrecuencia (RF). El cerebro es el órgano principal para las emisiones de RF del teléfono inalámbrico de mano (1,2).

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó una evaluación de la evidencia científica sobre el riesgo de tumor cerebral en mayo de 2011. El IARC está financiado independientemente y tiene sus propios consejos de gobierno y científicos, a los que el personal de la OMS sólo asiste como observadores (http://www.who.int/ionizing_radiation/research/iarc/en/).

Los estudios epidemiológicos proporcionaron evidencia de apoyo de un mayor riesgo de tumores cerebrales y de cabeza, es decir, neuroma acústico y glioma. El grupo de trabajo llegó a la conclusión de que la radiación RF procedente de dispositivos que emiten radiación no ionizante de RF en la gama de frecuencias de 30 kHz a 300 GHz es un Grupo 2B, es decir, un posible carcinógeno humano (3,4). Estudios posteriores han corroborado estos hallazgos y han fortalecido así la evidencia (5-8).

Varios estudios de laboratorio han indicado mecanismos de acción para la carcinogénesis de la radiación RF, tales como la reparación del ADN, el estrés oxidativo, la regulación a la baja del ARNm y el daño del ADN con roturas de una sola cadena (9-13). El National Toxicology Program (NTP) de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) publicó un informe sobre el estudio animal más grande sobre radiación de RF y cáncer en los teléfonos celulares (14). Se encontró una mayor incidencia de glioma en el cerebro y schwannoma maligno en el corazón en ratas. El neuroma acústico o schwannoma vestibular es un tipo de tumor similar al encontrado en el corazón, aunque benigno. Por lo tanto, este estudio en animales apoyó los hallazgos epidemiológicos humanos sobre la radiación de RF y el riesgo de tumor cerebral (8).

La clasificación del cáncer IARC incluye todas las fuentes de radiación de RF. La exposición de estaciones base de teléfonos móviles, puntos de acceso Wi-Fi, teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles y tabletas puede ser a largo plazo, a veces durante todo el día, tanto en casa como en la escuela. Para los niños este riesgo puede acentuarse debido a un efecto acumulativo durante un uso prolongado (15). Las células en desarrollo e inmaduras también pueden ser más sensibles a la exposición a la radiación de RF (9).

A pesar de la evaluación del IARC, poco ha sucedido para reducir la exposición a los campos de RF en la mayoría de los países. Por el contrario, con la nueva tecnología, se observa un aumento de los niveles de exposición ambiental, como en las mediciones de la radiación ambiental de RF, por ejemplo, en la Estación Central de Estocolmo y en el casco antiguo de Estocolmo en Suecia (16,17). La Comisión Internacional sobre Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) estableció la directriz de exposición utilizada por muchos organismos y se basó únicamente en los efectos térmicos (de calefacción) a corto plazo establecidos a partir de la radiación de radiofrecuencia que despreciaba los efectos biológicos no térmicos (18). Los efectos de calentamiento surgen cuando la radiación es tan alta que calienta el cuerpo entero por 1˚C o más después de 30 minutos de exposición a 4 W / kg de tasa de absorción específica. Las directrices se establecen con un factor de seguridad de 50 para el público en general (http://www.who.int/peh-emf/about/WhatisEMF/en/index4.html).

Bases para limitar la exposición de acuerdo con ICNIRP: 'Sólo los efectos establecidos se utilizaron como base para las restricciones de exposición propuestas. No se consideró que se produjera cáncer por una exposición prolongada a CEM, por lo que estas directrices se basan en efectos inmediatos a corto plazo para la salud, tales como la estimulación de los nervios y músculos periféricos, los golpes y las quemaduras causados por el contacto de objetos conductores, y las temperaturas de los tejidos resultantes de la absorción de energía durante la exposición a CEM. En el caso de los posibles efectos a largo plazo de la exposición, como el aumento del riesgo de cáncer, ICNIRP concluyó que los datos disponibles son insuficientes para proporcionar una base para establecer las restricciones de exposición, aunque la investigación epidemiológica ha proporcionado pruebas sugestivas pero poco convincentes de una asociación entre posibles efectos carcinógenos.

(Http://www.icnirp.org/cms/upload/publications/ICNIRPemfgdl.pdf).

Esta es una declaración excepcional de la ICNIRP y encontrada en muchas declaraciones de grupos siguiendo la filosofía de ICNIRP como el AGNIR y en la página principal del Proyecto EMF de la OMS, que la epidemiología encontró evidencia "sugestiva, pero poco convincente". Lo que es convincente o no es tan decididamente subjetivo que ningún cuerpo científico lo hará jamás como base para una decisión.

Podría haber lagunas en el conocimiento que hacen difícil decidir sobre los mecanismos que subyacen a una observación e incluso una observación podría considerarse poco fiable, pero la convicción no debe entrar en un discurso racional sobre una cuestión científica.

Las directrices se actualizaron en 2009, pero aún no cubren el cáncer y otros efectos a largo plazo o no térmicos para la salud.

ICNIRP da la directriz 2 a 10 W /m2 para la radiación de RF dependiendo de la frecuencia, por lo que sólo se basa en un efecto térmico inmediato a corto plazo (19). ICNIRP es una organización privada (ONG) con sede en Alemania. Los nuevos miembros expertos sólo pueden ser elegidos por los miembros de la ICNIRP. Muchos de los miembros de la ICNIRP tienen vínculos con la industria que depende de las directrices de la ICNIRP. Las directrices son de enorme importancia económica y estratégica para la industria militar, de telecomunicaciones / TI y de energía.

A diferencia de ICNIRP, los Informes de Bioinitiative de 2007 y actualizados en 2012, se basó también en la evaluación de los efectos no térmicos de la radiación de RF (20,21). El punto de referencia científica para posibles riesgos para la salud se define como 30 a 60 mW /m2. Por lo tanto, el uso de la guía significativamente más alta por ICNIRP da una "tarjeta verde" para extender la tecnología digital inalámbrica, por lo tanto, no considera los efectos de salud no térmica de la radiación de RF. Se descartan numerosos riesgos para la salud como el cáncer (8), los efectos sobre los neurotransmisores y la neuroprotección (22,23), la barrera hematoencefálica (24,25), la cognición (26-29), la adicción psicológica (30-32), el sueño (33-36), problemas de comportamiento (37-41) y calidad espermática (13, 42, 43).

Sin duda, la decisión del IARC puso en marcha una máquina de hilar mundial para cuestionar la evaluación. Era similar al lanzado por la industria tabacalera cuando IARC estaba estudiando y evaluando el tabaquismo pasivo como carcinógeno en los años noventa (44).

Sembrar la confusión y la fabricación de dudas sobre los hechos científicos es una estrategia bien conocida utilizada por el tabaco y otras industrias (8, 45-48).

La hoja informativa de la OMS

Una hoja informativa de la OMS, publicada en junio de 2011, poco después de la clasificación del cáncer del IARC en mayo de 2011, declaró que "hasta la fecha, no se han establecido efectos adversos para la salud como los causados por el uso del teléfono móvil" (http://www.who.int/ Mediacentre / factsheets / fs193 / en /). Esta declaración no se basa en pruebas científicas en ese momento sobre un efecto cancerígeno de la radiación de RF.

Ciertamente fue una conclusión notable de la OMS, ya que el IARC forma parte de la OMS aunque aparentemente es independiente, véase más arriba.

Sin embargo, también es importante señalar que la declaración de la Hoja de Datos no contradice completamente la declaración del IARC. Un carcinógeno del Grupo 2B es considerado por el IARC como un agente en el que se ha detectado una asociación con el cáncer que puede interpretarse causalmente pero para la cual la casualidad, el sesgo y la confusión no pueden ser descartados con certeza científica suficiente. Por lo tanto, la declaración en la Hoja de Datos está en línea con la clasificación del IARC, aunque, por supuesto, se entenderá más bien como un despido completo de las demandas de daño.

En la Hoja informativa de la OMS también se afirmaba que "la OMS llevará a cabo una evaluación formal del riesgo de todos los resultados de salud estudiados de la exposición a los campos de radiofrecuencia para el año 2012." La pregunta pertinente es por qué la OMS estaba tan interesada en hacer una nueva evaluación de riesgos poco después de la evaluación del IARC. Difícilmente se esperaba que se publicaran nuevos estudios en poco tiempo cambiando la clasificación de la radiación de RF como posible, Grupo 2B, carcinógeno humano. Teniendo en cuenta la declaración de la OMS de «ningún efecto adverso para la salud», el objetivo podría haber sido socavar la decisión del CIIC y darle a la industria de las telecomunicaciones un «proyecto limpio» de salud (8). Sin embargo, podría argumentarse que, como resultado de la clasificación del IARC, era necesario que la OMS también examinara otros efectos, y no sólo los tumores.

El proyecto EMF de la OMS

El biofísico Michael Repacholi de Australia era el primer presidente de ICNIRP en 1992. Su investigación propia en este campo es escasa, aunque un estudio sobre la incidencia del linfoma en los ratones expuestos a la radiación de  RF publicó en 1997 ha atraído el interés (49). Repacholi sugirió en 1995 que la OMS debería iniciar el proyecto EMF. Esto fue adoptado por la OMS en 1996, véase Oficina de prensa de la OMS: La OMS lanza un nuevo proyecto internacional para evaluar los efectos de los campos eléctricos y magnéticos sobre la salud; 4 de junio de 1996 (50). Repacholi fue durante 1996-2006 el líder del departamento de radiación electromagnética de la OMS, el proyecto EMF de la OMS.

El proyecto EMF de la OMS debe: 1) proporcionar información sobre la gestión de los programas de protección de los CEM para las autoridades nacionales y otras autoridades, incluidas monografías sobre la percepción del riesgo, la comunicación y la gestión de los CEM; 2) proporcionar asesoramiento a las autoridades nacionales, otras instituciones, al público en general y a los trabajadores sobre los riesgos que puedan derivarse de la exposición a los CEM y las medidas de mitigación necesarias.

(Http://www.who.int/peh-emf/project/EMF_Project/en/index1.html).

Michael Repacholi estableció inmediatamente una estrecha colaboración entre la OMS y la ICNIRP (siendo la cabeza de ambas organizaciones) invitando a las industrias eléctricas, de telecomunicaciones y militares a las reuniones. También se encargó de financiar gran parte del proyecto EMF de la OMS por parte de los lobbys de la industria de las telecomunicaciones; GSM Association y Mobile Manufacturers Forum, ahora denominado Mobile & Wireless Forum (MWF) (51), además de la OMS, véase el Proyecto Internacional EMF, Informe de Progreso Junio 2005-2006 (http://www.who.int/peh-emf /publications/reports/IAC_Progress_Report_2005-2006.pdf).

Repacholi actuó como un representante para la industria de las telecomunicaciones mientras que era responsable del departamento de efectos de salud de EMF en la OMS (http://microwavenews.com/news/time-stop-who-charade). Desde que dejó la OMS en 2006, ha participado en entrevistas de vídeo de propaganda de la industria con GSM Association e Hydro Quebec (https://www.youtube.com/watch?v=fDZx7MphDjQ; https://www.youtube.com/watch? V = 1MI_fa5YsgY) donde habla claramente a favor de las telecomunicaciones y las industrias de energía, respectivamente.

Michael Repacholi sigue siendo el presidente emérito en ICNIRP (http://www.icnirp.org/en/about-icnirp/emeritus-members/index.html) y ha propagado durante casi 20 años en todo el mundo el "único efecto térmico" paradigma de Riesgos para la salud por exposición a RF-EMF, ignorando la abundante evidencia de efectos no térmicos o riesgos de cáncer.

Repacholi contrató a Emilie van Deventer al Proyecto EMF de la OMS en el año 2000. Ella es la actual directora de proyectos de la OMS para el proyecto EMF. Ella ha sido un miembro largo tiempo de la industria denominada Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE). IEEE es la federación de ingenieros más poderosa del mundo. Los miembros son o han estado empleados en empresas u organizaciones que son productores o usuarios de tecnologías que dependen de frecuencias de radiación, tales como compañías eléctricas, telecomunicaciones y la industria militar. El IEEE ha dado prioridad a los esfuerzos de lobbys internacionales durante décadas especialmente dirigidos a la OMS, para más información ver (http://www.ices-emfsafety.org/wp-content/uploads/2016/10/Approved-Minute... ).

Van Deventer es un ingeniero eléctrico. No tiene ningún conocimiento formal o anterior en medicina, epidemiología o biología, por lo que es sorprendente que haya sido seleccionada para ocupar una posición tan importante en la OMS

(http://www.waves.utoronto.ca/people_vandeventer.htm)

//www.itu.int/ITU-T/worksem/emc-emf/201107/bios.html).

El mismo año en que fue reclutada para el proyecto EMF de la OMS la revista Toronto University Magazine escribió sobre el trabajo de Emilie van Deventer afirmando que era "inestimable" para la industria: "El modelado de software realizado por equipos como Van Deventer es invaluable". "La comunidad industrial está muy interesada en nuestras capacidades de investigación", dice van Deventer. "Siempre hay que estar trabajando en la próxima generación de productos, por lo que se dirige a las universidades para hacer la investigación"

(Http://www.research.utoronto.ca/edge/fall2000/content2b.html).

La importancia de este trabajo se refleja en la financiación de la investigación van Deventer y su equipo que recibió del Consejo de Investigación de Ciencias Naturales e Ingeniería del Canadá (CRSNG), Communications & Information Technology Ontario (CITO), y su socio industrial principal, Nortel. "Estamos cumpliendo una necesidad muy real en la industria de hoy, que sólo aumentará a medida que la tecnología genere más oportunidades. En el proceso, los consumidores seguirán disfrutando de computadoras más rápidas, teléfonos celulares más ligeros, organizadores electrónicos más pequeños y la amplia gama de otros aparatos electrónicos que el mundo de alta tecnología tiene para ofrecer.

(Http://www.research.utoronto.ca/edge/edgenet/fall2000/a-clear-signal/).

Campos de radiofrecuencia de la OMS: Monografía de criterios de salud ambiental

Dos años después de la "evaluación formal del riesgo" prevista por la OMS en 2012, se lanzó un proyecto en 2014 (http://www.who.int/peh-emf/research/rf_ehc_page/en/). Estaba abierto a consulta pública hasta el 31 de diciembre de 2014, pero ahora está cerrado según la página de inicio de la OMS.

Se indicó que: "El proceso utilizado en el desarrollo de los capítulos se describe en el Apéndice X. Tenga en cuenta que los capítulos 1, 13 y 14 que proporcionará un resumen, la evaluación del riesgo para la salud y las medidas de protección no están disponibles para esta consulta. La extracción de las conclusiones de la literatura y la redacción de estos capítulos es competencia de un grupo de trabajo formal que será convocado por la OMS en una etapa posterior del proceso. Debe considerarse inusual y científicamente inadecuado no prever la revisión de las medidas de evaluación y protección del riesgo para la salud que serían la parte más importante de la Monografía. Además, resultó que de los seis miembros del Grupo básico de la OMS, cuatro eran miembros activos de la ICNIRP y uno era un antiguo miembro. Esto se publicó en 2016 (52) y también se discutió más recientemente (8). Sólo una persona parece ser independiente de ICNIRP, ver Tabla I.

 

Varias personas también tienen afiliación (s) a otros grupos consultivos, autoridades y / o comités. Seis de los 20 expertos adicionales están afiliados a ICNIRP.

Ser un miembro de ICNIRP es un conflicto de interés en la evaluación científica de los riesgos para la salud de la radiación de RF a través de vínculos con el ejército y la industria. Esto es particularmente cierto ya que las directrices de ICNIRP son de gran importancia para las influyentes industrias de telecomunicaciones, militares y de energía.

Otro conflicto de interés es que los miembros evalúen oficialmente los posibles efectos sobre la salud por debajo de sus propias directrices establecidas por la ICNIRP, las cuales ya han declarado como seguras. Dichas personas difícilmente tendrían opiniones diferentes a las declaradas por la ICNIRP. No se escuchan opiniones críticas y no se obtiene una evaluación científica equilibrada.

Cabe señalar que la Junta de Ética del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, concluyó ya en 2008 que ser miembro de la ICNIRP puede ser un conflicto de intereses que debe ser declarado oficialmente cada vez que un miembro de ICNIRP emita opiniones sobre los riesgos para la salud de EMF (Karolinska Institute diario número: 3753-2008-609). En el borrador de la Monografía sobre radiación de RF de la OMS no se puede encontrar ninguna declaración de conflicto de interés.

Varias personas y grupos han enviado comentarios críticos a la OMS sobre las muchas deficiencias en el proyecto de monografía sobre campos de RF. En general, la OMS no ha respondido a estos comentarios y no está claro hasta qué punto, si los hay, se consideran. Debido al poco tiempo para la presentación de nuestros comentarios (Lennart Hardell, Michael Carlberg) relacionados sólo con la sección 12.1 Epidemiología del cáncer. Nuestras observaciones finales del 15 de diciembre de 2014 fueron: "En conclusión, el borrador de la OMS está sesgado hacia los resultados nulos. Los hallazgos sobre una asociación entre el uso de teléfonos inalámbricos (teléfonos móviles y teléfonos inalámbricos) y un mayor riesgo de tumores cerebrales se malinterpretan, se informan selectivamente y / o se omite en total. El borrador no puede utilizarse como una evaluación basada en la ciencia del aumento del riesgo.

Tiene que ser reescrita de manera equilibrada por científicos capacitados en epidemiología y oncología, no menos en medicina, y sin conflictos de intereses". Además, después de la fecha oficial de cierre de los comentarios sobre la Monografía, se han presentado varias presentaciones adicionales a la OMS. El profesor Michael Kundi del Centro de Salud Pública del Instituto de Salud Ambiental de Viena (Austria) declaró en su resumen fechado el 12 de enero de 2015: "Sólo pude comprobar el capítulo 12 sobre el cáncer y sólo los estudios epidemiológicos. Aunque el equipo EHC (Environmental Health Criteria) hizo un gran trabajo al asignar la literatura pertinente con sólo unos pocos documentos más recientes que faltan, no estoy completamente satisfecho con la evaluación de la evidencia. Hay un marcado desequilibrio en los comentarios hechos en los estudios que fueron positivos en contraste con los que fueron negativos. Sólo se mencionan las deficiencias más obvias de los estudios que no informaron un efecto de la exposición, mientras que los hallazgos positivos a menudo se discuten extensamente, a veces con suposiciones muy inverosímiles sobre posibles fuentes de sesgo. Esto está en marcado contraste con otras monografías de EHC que están discutiendo la evidencia de una manera de no pasar por alto un efecto perjudicial potencial.

Mis comentarios, haciendo referencia a las líneas del proyecto, se detallan en las siguientes páginas. El Grupo de Trabajo BioInitiative lanzó el 19 de diciembre de 2016 una carta de "No Confidence" al Director del Programa EMF de la OMS: "El BioInitiative Working Group insta a la Organización Mundial de la Salud a hacer cambios en los miembros del Grupo de Trabajo IARC RF de 2011. En la actualidad, el grupo central RF EHC de la OMS es indistinguible de ICNIRP ... socavando la credibilidad del proceso y asegurando dudas sobre las conclusiones ... Incluso si los retrasos en los horarios se producen como resultado, un resultado aceptable depende de la confianza del público. Hay ahora muchos miles de documentos científicos de alta calidad que indican posibles riesgos no térmicos de RF para la salud y los expertos más competentes en virtud de sus contribuciones de investigación están ausentes de este proceso ... Tanto los resultados humanos como animales están ahora disponibles para incorporar en la evaluación de riesgo RF EHC. Este importante esfuerzo sólo puede asegurarse con una composición más equilibrada de los participantes principales en el proceso. Además, los miembros deben incluir a los países sub-representados como Rusia, China, India, Turquía e Irán, cuyas comunidades de investigación han producido la mayoría de los estudios sobre los efectos no térmicos de RF en los últimos años".

(Http://www.bioinitiative.org/report/wp-content/uploads/2016/12/BIWG-final-draft...).

Esta carta fue seguida por otra del Grupo de Trabajo de Bioinitiative el 24 de enero de 2017 incluyendo sugerencia de expertos para reemplazar a personas presentes en el Grupo Básico y Expertos Adicionales: "Todavía no hemos recibido una respuesta reconociendo nuestra carta ... Es importante que El panel más experto de expertos debe ser nombrado para preparar la monografía RF EHC. En la actualidad, los miembros del grupo central EHC representan uniformemente las actitudes y posiciones científicas de ICNIRP, una organización cuyos miembros se han negado firmemente a aceptar nuevas evidencias científicas de riesgos potenciales para la salud de radiación de radiofrecuencia no térmica y de baja intensidad a pesar de los recientes avances científicos en conocimiento sobre el tema. Estamos recomendando sustituciones para los miembros como se indica en la página adjunta. Tenga en cuenta que estamos sugiriendo un reemplazo completo para las personas que actualmente ocupan puestos.

(Http://www.bioinitiative.org/report/wp-content/uploads/2017/01/BIWG-EHC-substit...).

La llamada para la protección contra la exposición a campos electromagnéticos no ionizantes fue hecha por el llamamiento Internacional de Científicos de Campo Electromagnético, fecha de lanzamiento inicial el 11 de mayo de 2015, fecha de la última versión el 29 de enero de 2017 con 222 firmas de 41 naciones: "Somos científicos dedicados al estudio de los efectos biológicos y de la salud de los campos electromagnéticos no ionizantes (EMF) ... Los efectos incluyen un mayor riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de radicales libres nocivos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductivo, déficits de aprendizaje y memoria, Trastornos y efectos negativos sobre el bienestar general de los seres humanos. El daño va mucho más allá de la raza humana, ya que hay evidencia creciente de efectos nocivos tanto para la vida vegetal y animal.

Estos hallazgos justifican nuestro llamamiento a las Naciones Unidas y a todos los Estados miembros del mundo para que alienten a la Organización Mundial de la Salud a que ejerza un fuerte liderazgo en el fomento de directrices más estrictas sobre los CEM, alentando medidas cautelares y educando al público sobre los riesgos para la salud, particularmente el riesgo para los niños y el desarrollo fetal. Al no actuar, la OMS no cumple su papel como la agencia internacional de salud pública más destacada".

(Https://www.emfscientist.org/index.php/emfscientist-appeal).

Un comunicado de prensa fue emitido el 24 de febrero de 2017 por la coordinación europea de organizaciones para una regulación de la exposición de CEM que realmente protege la salud pública. Sin embargo, las organizaciones de ciudadanos europeos no incluyeron en su carta el conflicto de intereses asociado a los miembros de la ICNIRP que evalúan posibles efectos por debajo de las directrices de la ICNIRP, véase el debate anterior. "El escándalo de los conflictos de intereses se repite en la OMS: las organizaciones de ciudadanos europeos descubren conflictos de intereses entre el grupo de expertos de salud y de radiofrecuencia de la OMS y las compañías de telecomunicaciones o de electricidad. Casi 40 organizaciones y plataformas europeas (que a su vez incluyen muchas organizaciones sociales regionales, nacionales o locales), apoyadas por la Alianza Internacional de CEM (IEMFA), denuncian el flagrante conflicto de intereses del Grupo central de Expertos para la redacción, en el presente año, de una Monografía de Criterios de Salud Ambiental de la OMS sobre Campos de Radiofrecuencia...

La presencia preponderante de miembros de la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) nos recuerda que esta organización (y otras instituciones con los mismos criterios) se negaron a aceptar nuevas evidencias científicas de riesgos potenciales para la salud de los sistemas no térmicos de baja intensidad de Radiación de radiofrecuencia a pesar de los recientes avances científicos en el conocimiento sobre el tema. La ICNIRP no sólo no garantiza la transparencia ni la independencia, sino que los conflictos de intereses de sus miembros son bien conocidos y reportados, debido a sus relaciones con las telecomunicaciones o empresas eléctricas, socavando así la imparcialidad que debe regir la regulación de las Normas de Exposición Pública para las radiaciones no ionizantes. Al no actuar, la OMS no cumple su papel como la agencia internacional de salud pública más importante

'(http://www.peccem.org/DocumentacionDescarga/Plataforma-Estatal/notaspren... .release-febrero-2017.pdf).

Carta de fecha 1 de marzo de 2017 del Comité Nacional Ruso de Protección contra la Radiación No Ionizante a Maria Neira, Directora de Salud Pública y Medio Ambiente con copia al Dr. E. van Deventer, Salud Pública y Medio Ambiente, OMS: "Acaba de llegar a nuestra atención que el grupo de trabajo de RF de la OMS consiste principalmente de miembros presentes y pasados de ICNIRP. En general, el grupo de trabajo no está equilibrado y la organización privada auto-electa ICNIRP, similar a la mayoría de los actuales miembros del grupo de trabajo de RF de la OMS, no reconoce los efectos de RF no térmicos. Por lo tanto, las directrices de ICNIRP son irrelevantes para la situación actual cuando la mayoría de la población en todo el mundo está expuesta crónicamente a la RF no térmica de la comunicación móvil".

(http://www.radiationresearch.org/articles/rusncnirp-letter-to-who/), letra disponible al (http://www.mast-victims.org/resources/docs/RNCNIRP-letter-WHO/2017_03_01 .pdf).

Efectos en la salud humana de las radiaciones no ionizantes - Reunión informal en la OMS 3 de marzo de 2017

Es muy obvio que sería de gran valor aprender lo que está sucediendo en la OMS con respecto a la Monografía sobre radiación de RF, sobre todo porque las respuestas formales a las presentaciones con comentarios están prácticamente ausentes. Así, unos 9 meses después del contacto inicial, la Dra. Maria Neira aceptó organizar una reunión, relacionada con los efectos de los campos electromagnéticos sobre la salud, en su oficina en la OMS en Ginebra. La solicitud de una reunión fue hecha por investigadores independientes de diferentes universidades. Se organizó una reunión informal el 3 de marzo de 2017.

(http://eceri-institute.org/fichiers/1490952497_newsletter_ECERI_5.pdf).

La Dra. Maria Neira es Directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS. En la reunión también estuvo presente la Dra. Emilie van Deventer, Jefa de Equipo del Programa de Radiación de la OMS, que se ocupa de temas relacionados con la radiación no ionizante e ionizante relacionados con la salud humana. Ha trabajado en la OMS desde 2000, donde dirige el Proyecto Internacional EMF, el Programa INTERSUN Ultravioleta y el Proyecto Internacional Radón. El Dr. van Deventer recibió un Ph.D. en Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Michigan, Estados Unidos. Fue profesora adjunta de Ingeniería Eléctrica e Informática, financiada por la industria de las telecomunicaciones, en la Universidad de Toronto en Canadá de 1992 a 2000. Es la Observadora de la OMS en la Comisión Principal de la ICNIRP, por ejemplo participando en las reuniones de la ICNIRP.

(Http://www.itu.int/en/ITU-T/Workshops-and-Seminars/emf/201307/Pages/vanDEVENTERTaheraEmilie.aspx).

También es uno de los 8 miembros de la Autoridad Sueca de Seguridad de la Radiación (SSM).

El tiempo asignado en la oficina de la OMS fue de 1,5 h.

La Dra. Maria Neira inauguró la reunión destacando que no era oficial pero informal. Ella dijo que su departamento estaba muy interesado en los desafíos de la ciencia. Además de mí, cuatro expertos también estuvieron presentes. Los expertos dieron presentaciones breves sobre los efectos de la radiación de RF, efectos de la exposición a la radiación de RF no térmica, un panorama general de los estudios epidemiológicos sobre el riesgo de tumores cerebrales, radiación de RF y la hipersensibilidad electromagnética (EHS), y finalmente los mecanismos epigenéticos por los cuales los niños son especialmente vulnerables a la radiación de RF. Obviamente las cinco presentaciones fueron muy cortas para dar tiempo a las discusiones, la parte más importante de la reunión.

El equipo de cinco expertos participantes, con considerable conocimiento en la investigación propia dentro de esta área se ofreció a colaborar con la OMS, especialmente para finalizar la monografía de la OMS sobre la radiación de RF. Maria Neira afirmó claramente que ninguna colaboración con la OMS debe ser considerada y, además, no tiene intención de tener otra reunión con el grupo. Sin embargo, agregó que está abierta a nuevos datos.

También dijo que no hay conflicto de interés con ICNIRP desde que ICNIRP es una organización colaboradora de la OMS. El grupo científico, fue invitado a enviar a las publicaciones de la OMS revisadas por pares, especialmente meta-análisis que sería el "mejor regalo".

Los funcionarios de la OMS declararon que la ICNIRP es una ONG con una relación oficial con la OMS que «nos ayuda mucho en nuestro análisis "y sus miembros trabajan como expertos de la OMS. Así, que a pesar de que cinco de seis personas en el Grupo Básico para la Monografía es afiliado a ICNIRP, la OMS parece no tener ninguna intención para cambiar estos miembros. Por otra parte, el Grupo no está concluido. Según la reunión se seleccionan todos los expertos de forma individual y no como miembros de la ICNIRP.

Se indicó que los documentos de orientación de la OMS son responsabilidad de la OMS. No se sabe cuándo será publicada la Monografía de radiación de RF. OMS “sigue buscando evidencia " y sigue agregando nuevos documentos a la Monografía.

La decisión del Consejo de Ética en el Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia a partir de 2008, de que siendo miembro de la ICNIRP podría ser un conflicto de intereses que debería aparecer en publicaciones científicas se puso de manifiesto durante la reunión. La OMS no estaba al corriente de ese documento y prometió 'mirar dentro'. Obviamente, el conflicto de intereses se aplica a todo el Grupo Básico de la Monografía, varios miembros de otros expertos, por no decir Emilie van Deventer y, por tanto, todo el proyecto EMF de la OMS y la Monografía sobre radiación RF.

Exposición a la radiación de RF dentro del edificio de la OMS en Ginebra

En nuestro proyecto en curso sobre mediciones de la radiación de RF ambiental en algunas ciudades Ginebra es parte del estudio. Se han publicado resultados de partes de Estocolmo, Suecia (16, 17) y se utilizarán para la comparación con los niveles en el futuro debido al desarrollo de esta tecnología. En Ginebra también se realizaron mediciones dentro del edificio de la OMS; Entrada principal, algunos pasillos y la sala de reuniones. Estos resultados previamente no publicados han sido comunicados a los representantes de la OMS, incluyendo que serán publicados. La OMS no ha reaccionado.

Se utilizó un exposímetro EME Spy 200 con una calibración válida para recolectar los datos de exposición. El exposímetro mide 20 bandas de frecuencias predefinidas que cubren frecuencias de 88-5.850 MHz. El tiempo de muestreo fue cada 4 segundos que es el más rápido para el exposímetro dado, para más detalles ver nuestras publicaciones. Para la modulación de frecuencia (FM), TV3, TETRA, TV4 y 5, Wi-Fi 2G y Wi-Fi 5G, el límite inferior de detección es 0,01 V / m (0,27 μW / m2); Para todas las demás bandas, el límite inferior de detección es 0,005 V / m (0,066 μW / m2) (16,17).

Los resultados, presentados en la Tabla II, muestran un bajo nivel medio de exposición total, 21,5 μW / m2, por debajo del punto de referencia científico de 30 a 60 μW / m2 que se ha propuesto como el "menor nivel de efecto observado" Radiación, véase el Capítulo 24

del informe BioInitiative (21). Tenga en cuenta que sólo para la media es posible calcular el total como la suma de los medios de las bandas de frecuencia individuales, matemáticamente esto no es posible para la mediana, min y max en la Tabla Ⅱ. Las principales fuentes fueron GSM + UMTS 900 DL (3G), GSM 1800 DL (2G) y UMTS 2100 DL (3G), es decir, el enlace descendente (DL) de la radiación RF de estaciones base externas. Los resultados para la exposición total también se presentan como cuadro en la Fig. 1.

 

En la Fig. 2 exposición total con el tiempo se presenta. Casi toda la radiación de RF fue inferior a 30 μW / m2, el LOEL de la radiación de RF para posibles riesgos para la salud como se muestra con la línea horizontal. El nivel de pico más alto, 432,3 μW / m2, se midió a las 15:54:07. La mayor parte de la contribución fue de GSM 1800 (DL), 268,2 μW / m2, y UMTS 2100 (DL), 110,4 μW / m2. Esto se midió justo en el interior del edificio en la entrada y representan la radiación de RF de las estaciones base de la vecindad.

La exposición a la radiación de RF dentro del edificio de la OMS es muy baja en comparación con otras mediciones, por ejemplo, nuestras mediciones dentro de la estación central de Estocolmo, donde las personas están pasando, pero también están allí durante horas cada día, La exposición total media para la ronda de exposición más baja fue de 2.817 μW / m2, en su mayor parte a partir de la carga descendente de las estaciones base GSM, 3G y 4G (16) . Así, el nivel medio medido en el edificio de la OMS es más de 130 veces menor que en la Estación Central de Estocolmo.

Observaciones finales

La reunión en la OMS fue una decepción evidente. Durante el debate, los dos funcionarios de la OMS mostraron poco interés en colaborar con los científicos convocados en la reunión a pesar de la evidencia científica sobre los efectos adversos para la salud.

Sus expertos internos parecen ser miembros de ICNIRP, aunque no exclusivamente. Esto puede explicar por qué sólo los efectos térmicos a corto plazo de la radiación de RF se aceptan como pruebas de daño y por qué se ignoran los efectos biológicos no térmicos.

En el borrador de la Monografía se descarta gran parte de las publicaciones científicas revisadas por pares sobre los efectos no térmicos, c.f. Como también por ICNIRP (19). Lo más destacable es que la OMS no tiene la intención de reemplazar al Grupo Core de expertos afiliados a ICNIRP. De este modo se da pleno acceso y posibilidades exclusivas a la ICNIRP para influir en la Monografía. En vista de los enormes intereses económicos incorporados en las directrices de la ICNIRP y de varios de sus miembros expertos en la industria, sin duda se trata de un gran conflicto de intereses que socavará seriamente no sólo la credibilidad de la Monografía sobre las radiaciones RF, Credibilidad de la OMS como protector de la salud mundial.

En serio, la monografía será el sello distintivo para los próximos años en la evaluación de los riesgos para la salud de la radiación de RF y allanará el camino para aumentar la exposición a la radiación de RF para las personas y el medio ambiente, p. La quinta generación (5G), Internet de las cosas, etc.

Los niños y adolescentes pueden ser más sensibles a la radiación de RF que los adultos (2). Así pues, la OMS tiene la obligación de hacer referencia a todos los resultados de la investigación científica y de llamar a los expertos de todos los ámbitos conexos, como la ingeniería, la salud y la medicina, para que realicen una reevaluación de todos los efectos sobre la salud, .

Las agencias relacionadas deben lanzar un proyecto objetivo y transparente para esta evaluación. El proyecto EMF se inició hace muchos años y muchas nuevas tecnologías digitales inalámbricas se desarrollan y los nuevos dispositivos se están popularizando con una velocidad muy rápida.

Las protestas y los comentarios de los expertos científicos y de varias organizaciones parecen ser ignorados. La Monografía puede ser más política y de apoyo de la industria que la promoción científica y de la salud. Para una conclusión definitiva se necesitaría una revisión más completa de todo el proyecto de documento.

Ya es hora de que los laicos, las ONG y los científicos ejerzan presión sobre los políticos para que cambien la agenda de la OMS sobre la radiación RF y los riesgos para la salud y decidan que el propósito de la OMS es apoyar la salud mundial en lugar de los intereses de la industria.

También es tiempo de evaluar la competencia de las personas que hacen las evaluaciones y las decisiones antes de publicar la Monografía. Cabe destacar que se han publicado pruebas (52) en las que se indica que los miembros de la ICNIRP han escrito información científicamente incorrecta y engañosa. Se desconoce si la OMS ha respondido a esta evidencia de mala conducta científica sugerida.

Para evaluar los riesgos de cáncer es necesario incluir a científicos con competencia en medicina, especialmente oncología. Además, ¿cuáles son las ventajas personales, al menos en el corto plazo, de aquellos que se niegan a aceptar publicaciones científicas revisadas por pares sobre los efectos adversos sobre la salud y el medio ambiente derivados de la radiación de RF? Irónicamente, con conocimiento o no, el personal de la OMS parece protegerse de altos niveles de radiación de RF involuntaria al menos en las áreas medidas dentro del edificio de Ginebra.

Agradecimientos

El estudio fue apoyado por becas de Sr. Brian Stein, El cáncer - och Allergifonden, ancerhjälpen.

Referencias

1. Cardis E, Deltour I, Mann S, Moissonnier M, Taki M, Varsier N, Wake K and Wiart J: Distribution of RF energy emitted by mobile phones in anatomical structures of the brain. Phys Med Biol 53: 2771-2783, 2008.

2. Gandhi OP, Morgan LL, de Salles AA, Han Y-Y, Herberman RB and Davis DL: Exposure limits: The underestimation of absorbed cell phone radiation, especially in children. Electromagn Biol Med 31: 34-51, 2012.

3. Baan R, Grosse Y, Lauby-Secretan B, El Ghissassi F, Bouvard V, Benbrahim-Tallaa L, Guha N, Islami F, Galichet L and Straif K; WHO International Agency for Research on Cancer Monograph Working Group: Carcinogenicity of radiofrequency electromagnetic fields. Lancet Oncol 12: 624-626, 2011.

4. International Agency for Research on Cancer: IARC monographs on the evaluation of carcinogenic risks to humans, Volume 102. In: Non-Ionizing Radiation, Part 2: Radiofrequency Electromagnetic Fields. Who Press, Lyon, France, 2013. Available online: http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol102/mono102.pdf. Accessed April 1, 2017.

5. Hardell L, Carlberg M, Söderqvist F and Hansson Mild K: Case-control study of the association between malignant brain tumours diagnosed between 2007 and 2009 and mobile and cordless phone use. Int J Oncol 43: 1833-1845, 2013.

6. Hardell L, Carlberg M and Hansson Mild K: Use of mobile phones and cordless phones is associated with increased risk for glioma and acoustic neuroma. Pathophysiology 20: 85-110, 2013.

7. Coureau G, Bouvier G, Lebailly P, Fabbro-Peray P, Gruber A, Leffondre K, Guillamo JS, Loiseau H, Mathoulin-Pélissier S, Salamon R, et al: Mobile phone use and brain tumours in the CERENAT case-control study. Occup Environ Med 71: 514-522, 2014.

8. Carlberg M and Hardell L: Evaluation of mobile phone and cordless phone use and glioma risk using the Bradford Hill viewpoints form 1965 on association or causation. BioMed Res Int 2017: 9218486, 2017.

9. Markovà E, Malmgren LO and Belyaev IY: Microwaves from mobile phones inhibit 53BP1 focus formation in human stem cells more strongly than in differentiated cells: Possible mechanistic link to cancer risk. Environ Health Perspect 118: 394-399, 2010.

10. Megha K, Deshmukh PS, Banerjee BD, Tripathi AK, Ahmed R and Abegaonkar MP: Low intensity microwave radiation induced oxidative stress, inflammatory response and DNA damage in rat brain. Neurotoxicology 51: 158-165, 2015.

11. Dasdag S, Akdag MZ, Erdal ME, Erdal N, Ay OI, Ay ME, Yilmaz SG, Tasdelen B and Yegin K: Effects of 2.4 GHz radiofrequency radiation emitted from Wi-Fi equipment on microRNA expression in brain tissue. Int J Radiat Biol 91: 555-561, 2015.

12. Yakymenko I, Tsybulin O, Sidorik E, Henshel D, Kyrylenko O and Kyrylenko S: Oxidative mechanisms of biological activity of low-intensity radiofrequency radiation. Electromagn Biol Med 35: 186-202, 2016.

13. Akdag MZ, Dasdag S, Canturk F, Karabulut D, Caner Y and Adalier N: Does prolonged radiofrequency radiation emitted from Wi-Fi devices induce DNA damage in various tissues of rats? J Chem Neuroanat 75: 116-122, 2016.

14. Wyde M, Cesta M, Blystone C, Elmore S, Foster P, Hooth M, Kissling G, Malarkey D, Sills R, Stout M, et al: Report of Partial findings from the National Toxicology Program Carcinogenesis Studies of Cell Phone Radiofrequency Radiation in Hsd: Sprague Dawley® SD rats (Whole Body Exposures). US National Toxicology Program (NTP), 2016. doi: org/10.1101/055699. http://biorxiv.org/content/biorxiv/early/2016/05/26/055699.full.pdf. Accessed on April 1, 2017.

15. Hedendahl L, Carlberg M and Hardell L: Electromagnetic hypersensitivity - an increasing challenge to the medical profession. Rev Environ Health 30: 209-215, 2015.

16. Hardell L, Koppel T, Carlberg M, Ahonen M and Hedendahl L: Radiofrequency radiation at Stockholm Central Railway Station in Sweden and some medical aspects on public exposure to RF fields. Int J Oncol 49: 1315-1324, 2016.

17. Hardell L, Carlberg M, Koppel T and Hedendahl L: High radiofrequency radiation at Stockholm Old Town: An exposimeter study including the Royal Castle, Supreme Court, three major squares and the Swedish Parliament. Mol Clin Oncol 6: 462-476, 2017.

18. International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection: Guidelines for limiting exposure to time-varying electric, magnetic, and electromagnetic fields (up to 300 GHz). Health Phys 74: 494-522, 1998.

19. International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection: ICNIRP statement on the ‘Guidelines for limiting exposure to time-varying electric, magnetic, and electromagnetic fields (up to 300 GHz)’. Health Phys 97: 257-258, 2009.

20. BioInitiative Working Group: BioInitiative Report: A Rationale for a Biologically-based Public Exposure Standard for Electromagnetic Fields (ELF and RF). Sage C and Carpenter DO (eds). Bioinitiative, 2007. http://www.bioinitiative.org/table-ofcontents/. Accessed on April 1, 2017.

21. BioInitiative Working Group: BioInitiative 2012. A Rationale for a Biologically-based Exposure Standard for Electromagnetic Fields (ELF and RF). Sage C and Carpenter DO (eds). Bioinitiative, 2012. http://www.bioinitiative.org/table-of-contents/. Accessed on April 1, 2017.

22. Buchner K and Eger H: Changes of clinically important neurotransmitters under the influence of modulated RF fields - A long-term study under real-life conditions. Umwelt-Medizin- Gesellschaft 24: 44-57, 2011 (In German). https://www.avaate.org/IMG/pdf/Rimbach-Study-20112.pdf.

23. Fragopoulou AF, Samara A, Antonelou MH, Xanthopoulou A, Papadopoulou A, Vougas K, Koutsogiannopoulou E, Anastasiadou E, Stravopodis DJ, Tsangaris GT, et al: Brain proteome response following whole body exposure of mice to mobile phone or wireless DECT base radiation. Electromagn Biol Med 31: 250-274, 2012.

24. Nittby H, Brun A, Eberhardt J, Malmgren L, Persson BR and Salford LG: Increased blood-brain barrier permeability in mammalian brain 7 days after exposure to the radiation from a GSM-900 mobile phone. Pathophysiology 16: 103-112, 2009.

25. Tang J, Zhang Y, Yang L, Chen Q, Tan L, Zuo S, Feng H, Chen Z and Zhu G: Exposure to 900 MHz electromagnetic fields activates the mkp-1/ERK pathway and causes blood-brain barrier damage and cognitive impairment in rats. Brain Res 1601: 92-101, 2015.

26. Abramson MJ, Benke GP, Dimitriadis C, Inyang IO, Sim MR, Wolfe RS and Croft RJ: Mobile telephone use is associated with changes in cognitive function in young adolescents. Bioelectromagnetics 30: 678-686, 2009.

27. Deshmukh PS, Nasare N, Megha K, Banerjee BD, Ahmed RS, Singh D, Abegaonkar MP, Tripathi AK and Mediratta PK: Cognitive impairment and neurogenotoxic effects in rats exposed to low-intensity microwave radiation. Int J Toxicol 34: 284-290, 2015.

28. Calvente I, Pérez-Lobato R, Núñez MI, Ramos R, Guxens M, Villalba J, Olea N and Fernández MF: Does exposure to environmental radiofrequency electromagnetic fields cause cognitive and behavioral effects in 10-year-old boys? Bioelectromagnetics 37: 25-36, 2016.

29. OECD: Students, Computers and Learning: Making the Connection. PISA, OECD Publishing, 2015. http://www.oecd-ilibrary.org/education/students-computers-and-learning_9789264239555-en. Accessed on April 1, 2017.

30. Spitzer M: Information technology in education: Risks and side effects. Trends Neurosci Educ 3: 81-85, 2014.

31. Hensinger P: Big data: A paradigm shift in education from personal autonomy to conditioning toward excessive consumerism. Umwelt-Medizin-Gesellschaft 28: 206-213, 2015.

32. Roser K, Schoeni A, Foerster M and Röösli M: Problematic mobile phone use of Swiss adolescents: Is it linked with mental health or behaviour? Int J Public Health 61: 307-315, 2016.

33. Hardell L, Söderqvist F, Carlberg M, Zetterberg H and Hansson Mild K: Exposure to wireless phone emissions and serum β-trace protein. Int J Mol Med 26: 301-306, 2010. Umwelt-Medizin-Gesellschaft 28: 206-213, 2015.

34. Sangün Ö, Dündar B, Çömlekçi S and Büyükgebiz A: The effects of electromagnetic field on the endocrine system in children and adolescents. Pediatr Endocrinol Rev 13: 531-545, 2015.

35. Belyaev I, Dean A, Eger H, Hubmann G, Jandrisovits R, Kern M, Kundi M, Moshammer H, Lercher P, Müller K, et al: EUROPAEM EMF Guideline 2016 for the prevention, diagnosis and treatment of EMF-related health problems and illnesses. Rev Environ Health 31: 363-397, 2016.

36. Carter B, Rees P, Hale L, Bhattacharjee D and Paradkar MS: Association between portable screen-based media device Access or use and sleep outcomes: A systematic review and metaanalysis. JAMA Pediatr 170: 1202-1208, 2016.

37. Thomas S, Heinrich S, von Kries R and Radon K: Exposure to radio-frequency electromagnetic fields and behavioural problems in Bavarian children and adolescents. Eur J Epidemiol 25: 135-141, 2010.

38. Divan HA, Kheifets L, Obel C and Olsen J: Cell phone use and behavioural problems in young children. J Epidemiol Community Health 66: 524-529, 2012.

39. Herbert MR and Sage C: Autism and EMF? Plausibility of a pathophysiological link - Part I. Pathophysiology 20: 191-209, 2013.

40. Herbert MR and Sage C: Autism and EMF? Plausibility of a pathophysiological link part II. Pathophysiology 20: 211-234, 2013.

41. Sudan M, Olsen J, Arah OA, Obel C and Kheifets L: Prospective cohort analysis of cellphone use and emotional and behavioural difficulties in children. J Epidemiol Community Health: May 23, 2016 (Epub ahead of print). doi: 10.1136/jech-2016-207419.

42. Avendaño C, Mata A, Sanchez Sarmiento CA and Doncel GF: Use of laptop computers connected to internet through Wi-Fi decreases human sperm motility and increases sperm DNA fragmentation. Fertil Steril 97: 39-45.e2, 2012.

43. Dasdag S, Taş M, Akdag MZ and Yegin K: Effect of long-term exposure of 2.4 GHz radiofrequency radiation emitted from Wi-Fi equipment on testes functions. Electromagn Biol Med 34: 37-42, 2015.

44. Ong EK and Glantz SA: Tobacco industry efforts subverting International Agency for Research on  Cancer's second-hand smoke study. Lancet 355: 1253-1259, 2000.

45. Michaels D (ed): Doubt is Their Product. How Industry's Assault on Science Threatens Your Health. Oxford University Press, New York, 2008.

46. McGarity TO and Wagner WE: Bending Science. How Special Interests Corrupt Public Health Research. Harvard University Press, Cambridge, London, 2008.

47. Oreskes N and Conway EM: Merchants of Doubt: How a Handful of Scientists Obscured the Truth on Issues from Tobacco Smoke to Global Warming. Bloomsbury Press, New York, 2010.

48. Walker MJ (ed): Corporate Ties that Bind. An Examination of Corporate Manipulation and Vested Interest in Public Health. Skyhorse Publishing, New York, 2017.

49. Repacholi MH, Basten A, Gebski V, Noonan D, Finnie J and Harris AW: Lymphomas in E mu-Pim1 transgenic mice exposed to pulsed 900 MHZ electromagnetic fields. Radiat Res 147: 631-640, 1997.

50. WHO Launches New International Project to Assess Health Effects of Electric and Magnetic Fields. Press release WHO/42, June 4, 1996.

51. Leloup D: Téléphonie mobile: Trafic d'influence à l'OMS? Mediaattitudes, 2007. http://www.mediattitudes.info/2006/12/trafic-dinfluence-loms.html. Accessed on April 1, 2017.

52. Starkey SJ: Inaccurate official assessment of radiofrequency safety by the Advisory Group on Non-ionising Radiation. Rev Environ Health 31: 493-503, 2016.