Formación

Sin duda alguna, las tecnologías inalámbricas nos aportan innumerables beneficios. Y desde luego que nos podrán aportar muchos más si las utilizamos de un modo inteligente. Necesitamos conocer no sólo qué podemos hacer con los dispositivos, si no también que efectos pueden provocar en nuestra salud y qué podemos hacer para minimizarlos.

La historia está repleta de tecnologías maravillosas que al final resultaron tener su parte negativa. En un magnífico libro, lecciones tardías de alertas tempranas (1), la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA) hace un repaso de productos y tecnologías en apariencia maravillosos, sobre los que aparecieron algunas voces críticas iniciales, y las consecuencias de no escucharlas. Casos como el del amianto, considerado al principio un mineral milagroso y después responsable de infinidad de casos de cáncer de pulmón, la resistencia a antibióticos, las "vacas locas" o el diethylstilboestrol (DES), recetado al principio a mujeres embarazadas para prevenir riesgos de aborto y más tarde demostrado cancerígeno.

Ya es hora de que aprendamos de nuestros errores, apliquemos el principio de precaución y evitemos el problema antes de que surja.

Certificados Escuela sin wifi
formación para profesores

Formación para el profesorado

charlas para padres

 Charlas para padres y madres

Talleres para alumnos Talleres para el alumnado

Recursos:

(1) "Late lessons from early warnings", Vol. I, EEA  http://www.eea.europa.eu/publications/environmental_issue_report_2001_22; también puede consultarse el segundo volumen: http://www.eea.europa.eu/publications/late-lessons-2