El colegio público de Lavacolla deja el libro digital y vuelve al de papel

El colegio público Rodríguez Xixirei, de Lavacolla, ha solicitado a la Consellería de Educación la baja del programa autonómico de libro digital «porque non cumpriu as expectativas», explica su director, Pedro Meijide. Este fue uno de los dos colegios públicos de la ciudad pioneros en implantarlo, desde el curso 2015-2016. El otro, el López Ferreiro, decidirá la próxima semana si lo mantiene o no, aunque posiblemente optará por la continuidad, según avanza su director, José Ramón Carril.

El libro digital arrancó en ambos centros con escolares de quinto y sexto de primaria, los mayores. Su uso levantaba enormes expectativas: el alumnado llevaba menos peso en sus mochilas, pues el pequeño ordenador para estudiar era más ligero que acumular varios libros y otro material escolar, y se valoraba su potencialidad de cara al futuro, al estar destinado a un alumnado introducido en la informática y familiarizado con Internet y la tecnología multimedia.

Además, se valoraba que daba una mayor autonomía para el aprendizaje y favorecía un modelo menos memorístico, y realizar presentaciones en el aula con gráficos y otros elementos atractivos por su interés.

Pero el modelo de mochila digital, e-Dixital como lo denominó la Xunta, arrancó ya con dificultades desde el inicio, con problemas de conexión para poder acceder a los contenidos.

Aquellas deficiencias iniciales se subsanaron. Pero la rentabilidad del modelo en el aula no convenció, al menos en Lavacolla: «O que se nos ofrece é un PDF mal feito co que non se traballa ben. Faltan elementos de apoio para o profesorado e son escasas as actividades interactivas. O alumnado ten poucas opcións de actividades no ordenador e para acceder a máis debe saír dese programa e buscar outras en Internet ou utilizar papel. É moi pouco operativo, por iso non dubidamos en deixar, polo menos por agora, esa experiencia», agrega Meijide.

Además del descontento del profesorado, también recibieron quejas de familias: «Os pais e as nais tamén están pouco conformes e moitos adquiriron o libro en papel da mesma editora para que os fillos puidesen estudar mellor, e nós vemos iso como un atraso».

El modelo de los ordenadores con que se dotó el programa inicialmente es además poco atractivo «aínda que parece que van enviar outros novos e mellores, polo que nos dixeron na consellería», y fue otro motivo que pesó.

Y además se tuvo en cuenta el hecho de que, al acabar sexto de primaria y pasar al instituto, no hay continuidad y de nuevo en la ESO el alumnado vuelve al libro de papel. «Van ter que lle dar unha volta ao tema, porque tal como está é pouco válido. Hai editoras que teñen libros de texto en dixital e en papel e, polo de agora, os de papel son ben máis interesantes para o ensino», insiste Pedro Meijide, el director del colegio de Lavacolla.

 

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/santiago/2017/05/27/colegio-publico-lavacolla-deja-libro-digital-vuelve-papel/0003_201705S27C1995.htm