Alternativas seguras al wifi

Los sistemas inalámbricos Wi - Fi ofrecen libertad de movimiento, pero a costa de importantes riesgos para la salud de estudiantes, profesorado y resto de personas expuestas a sus radiaciones. Este riesgo no se justifica, teniendo en cuenta que existen opciones totalmente seguras para la salud y más rápidas. También hay que considerar todo el coste económico oculto en sanidad (un factor que nadie está contemplando) generado por los problemas de salud de las personas afectadas y, sobre todo, la merma en la calidad de vida desde el momento en que comienzan a surgir los primeros síntomas y molestias.

Opción de redes con cableado estructurado

El cableado estructurado consiste en el tendido de cables en el interior de un edificio con el propósito de implantar una red de área local. Suele tratarse de cable de par trenzado de cobre. No obstante, también puede tratarse de fibra óptica o cable coaxial.

Esta opción, totalmente segura,  ha sido la usada tradicionalmente en cualquier organización para conectar los ordenadores para compartir información, periféricos (como impresoras) y acceso a internet. Hasta la llegada del Wi - Fi era el único sistema usado y, a día de hoy, es el que está implantado en prácticamente todas las medianas y grandes empresas por sus ventajas en cuanto a seguridad de la información, fiabilidad de la instalación y rapidez en la transmisión de datos.

Al ser un elemento físico, es más difícil tener acceso al mismo. No es fácil de "pinchar" y resulta prácticamente imposible quebrantar la confidencialidad e integridad de la información. En el caso del Wi - Fi, uno de sus principales problemas es la más fácil accesibilidad a los ordenadores por parte de personas ajenas a la escuela, lo que en el caso de menores añade unos riesgos evidentes.

Más información

Sustitución de wifi por cableado estructurado en colegio de Murcia.